El anti-ídolo. Ensayo y crítica sobre los ídolos contemporáneos.

Creado: 31/1/2012 | Modificado: 7/3/2014 1730 visitas | Ver todas Añadir comentario



 

Crisis y reparto desequilibrado de recursos.

Deportes en crisis

En España varios deportes se comen todo el pastel de la audiencia y reciben de este modo la gracia y bendición de sus patrocinadores. La ola subsidiaria: decenas de otras actividades más minoritarias no encuentran subvenciones con las que poder remendar sus deterioradas finanzas. Unas subsisten como pueden, otras agonizan lentamente. ¿Recuerdan los famosos calendarios donde deportistas en dificultades económicas mostraban su cuerpo semidesnudo? Idea original, ¿no creen? Antes mostrar las partes pudendas que colgar el cartelito de “cerrado por falta de presupuesto”.

En el propio negocio del fútbol, a partir de la segunda división los problemas de impago de clubes a sus jugadores es tan triste como frecuente. Más todavía en la llamada 2aB o tercera división, donde podemos encontrar abundantes plantes de jugadores que se niegan a jugar al no estar el club al corriente del pago de sus nóminas. He dicho a partir de la segunda división siendo generoso: en primera división múltiples equipos acumulan déficits de espanto. Un dato: cuatro años lleva el Valencia CF con el nuevo y ¿futuro? moderno estadio a medio terminar, o a medio empezar, según se mire. Igual se cae antes a pedazos por la erosión producida por las inclemencias del tiempo que se finiquita el proyecto. Se admiten donativos.(1)  

(1) El fútbol español está en quiebra. La deuda estimada de los clubes ronda los 6.000 millones de euros y más de 300 jugadores han denunciado impagos sólo en Primera y Segunda División. En categorías inferiores la situación es similar. Es "maravilloso" saber que nuestro dinero está en las mejores manos: futbolistas y dirigentes.

Nadie se salva de la quema, ni siquiera los clubes poderosos. La diferencia es que los grandes siempre sobreviven, los más modestos a veces deben pagar un impuesto mayor: la desaparición o el descenso de categoría.

Este tsunami de proporciones gigantescas no se proyecta sólo al ámbito del deporte, todos los estamentos se ven de una manera u otra involucrados. Es decir, se produce un descomunal desequilibrio entre profesiones: sólo unos privilegiados tienen muchísimo, unos pocos tienen mucho, algunos tienen algo, y bastantes apenas lo justo para no dejar de lado sus sueños. Y ni eso.






Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos