El anti-ídolo. Introducción. La sociedad del desprestigio.

Creado: 31/1/2012 | Modificado: 17/6/2014 2901 visitas | Ver todas Añadir comentario



 

Ídolos imperfectos con comportamientos censurables.

Para que la primera premisa sea validada como cierta deberíamos encontrar con facilidad muchos supuestos “campeones” con graves y vergonzosos defectos de personalidad. Y ¡oh no!, no es necesario abordar un complejo y meticuloso estudio monográfico sobre esta cuestión para obtener los resultados esperados.

En los últimos tiempos, y sin la necesidad de realizar estudios exhaustivos podemos hacernos eco de actitudes más que cuestionables por parte de algunos de estas claraboyas de lo efímero:

Casados que pueblan las portadas de revistas con escándalos sexuales de magnitudes bíblicas, convierten la infidelidad en un entretenimiento habitual, acuden a prostitutas de alto standing engañando de manera impune a sus parejas; cantantes adictos al consumo de estupefacientes y cuyo dispendio asociado podría compararse al PIB de algunos pequeños territorios habitados, otros simplemente convierten las borracheras en un justificado pasatiempo. No hay pocos que entonan el culto al despilfarro y al yolovalguismo (“porque yo lo valgo”) y acaban entre rejas o escenificando actuaciones dignas del más patético personaje del mundo de la farándula; no pocos nos deleitan periódicamente con sus agrios comentarios machistas, cerriles o xenófobos; un buen puñado simplemente no alza la voz ante las injusticias ya que desconoce cualquier tema que se aleje mínimamente de la especialidad en la que se supone experto, así se limita a sonreír, bajar la cabeza y dar las gracias al público que le rinde pleitesía;  multitud de luchadores o tipos violentos que utilizan a sus parejas como punching-ball; otros y otras se vanaglorian sin rubor alguno o mas bien con altiva chulería, de no haber leído un libro en su vida: lo consideran una pérdida de tiempo; cantantes de rap o rock presumiendo de heridas de guerra, de su pasado (y su presente conflictivo); carcas millonarios que profesan simpatía por dictaduras de antaño; estrellas mediáticas de cine instalados como cabezas visibles de pseudoreligiones de oscura credibilidad; no pocos en España son idolatrados por la exhibición de artes maquiavélicas consistentes en destripar a un noble animal; un “selecto” grupo de todavía de más baja estirpe se dedican a famosear (alternar con famosos) para adquirir un estatus que de otra manera les sería imposible, además cuentan con el apoyo de múltiples cadenas televisivas, que les siguen amablemente el juego. Es normal: generan audiencia”

Alcohol y drogas

Sólo si nos referimos al consumo excesivo e irresponsable de alcohol o a la adicción a las drogas o a las apuestas, al sexo sin control, el elenco de celebridades es innumerable. Veamos unos cuantos ejemplos:

Amy Winehouse (1), una de las reinas del escándalo en la actualidad fue hospitalizada repetidamente por sobredosis de heroína, éxtasis, cocaína, ketamina o alcohol. El mejor consejo que se lo podría dar a esta señorita es que se instalara permanentemente en una roulotte equipado como un centro desintoxicación ambulante.  Charlie Sheen, admite haberse excedido en el consumo alcohol o drogas o haber “invertido” ingentes cantidades de dinero en prostitución. Cuando hablamos de "ingentes" se refiere a cientos de miles de dólares. Y apuesto a que me quedo bastante corto. Whitney Houston, la famosa cantante de baladas, cayó en una crisis personal y abusó de los tranquilizantes, de drogas como el crack, pasó de tener un aspecto estupendo a un físico demacrado y absolutamente destruido por la drogadicción. Linsdsay Lohan, hace breves fechas que se encuentra en un estado legal “probatorio” en el que debe demostrar que es capaz de mantenerse sobria durante largo tiempo si no deberá ingresar en prisión. Robert Downey Jr. Es otro famoso actor conocido por su larga adicción a las drogas. En palabras del insensato actor: "Es como tener un arma cargada, en la boca y el dedo en el gatillo, sabes que en cualquier momento se va a disparar pero te gusta el sabor del metal del arma".

(1) Amy Winehouse logró matarse un 23 de julio de 2011 después de múltiples intentos fallidos. Perdónenme si no si la ofrendo con un minuto de silencio. La industria de la música le sigue rindiendo pleitesía: "estamos profundamente afligidos en la pérdida repentina de una artista tan dotada y admirable" rezaba el comunicado de su discográfica. Esperemos que la legión de seguidores no logre reactivar su causa y acaben adorando las drogas y el alcohol como parte del camino hacia el éxito.
(2) Whitney Houston también sucumbió al terrible influjo de las drogas. Murió el 11 de febrero de 2012.

Justin Timberlake comentaba hace años: “Tomé muchas drogas. Inhalé y me inyecté de todo. Las uso en privado y nunca fui arrestado”.  El pobre de George Michael sin embargo ha corrido diferente suerte: ha sido arrestado en varias ocasiones por conducir bajo influencia de narcóticos.

Debido a que el consumo de heroína estuvo a punto de acabar con su carrera y con su vida, el guitarrista estadounidense, Eric Clapton no pierde oportunidad para luchar contra los demonios de la droga. Una de sus canciones “Cocaine” revela su experiencia con el uso y abuso de la substancia del mismo nombre. El rapero archifamoso Eminem admitió "Me llevó tiempo admitir que tenía un problema. En el mundo del hip-hop esto es un signo de debilidad, y lo último que quería era admitir que era débil, pero si no lo hacía moriría". En su arsenal personal se encontraban pastillas como Vicodin, Ambien y Valium. Para ello contó con la ayuda de Elton John, otro  “maestro zen” en estas lides. Por cierto que este afamado cantante británico de 62 años, admitió haber sufrido una adicción compulsiva a la cocaína, que le hizo "perder la cabeza" durante años. "A algunos un gramo de cocaína les puede durar un mes. No a mí. Tenía que consumirlo todo, y luego quería más. Finalmente, ello me llevó a una profunda angustia",

Steven Tyler, líder de la banda Aerosmith, calcula un dispendio de más de 20 millones de dólares
(2) solo en drogas (no sabemos si es que este tipo le gusta vacilar o en realidad esa cantidad representa una corta aproximación), informaba el periódico británico "The Sun". "Me aspiré mi Porsche y mi avión. Todo fue para drogas y alcohol", confesó el artista que supera los 60 años en la actualidad. También reveló que antes, siempre guardaba en el escenario una taza llena de cocaína, que escondía en un tambor de la batería. Todo un crack, expresión que por cierto, queda de cine en este contexto.

(2) Comprendo que
el hambre en el mundo es un tema aburrido y pestilente comparado con la pasión que genera el negocio del rock, pero les informo que con 20 millones de dólares se hubiera podido alimentar a miles de personas pobres del tercer mundo durante un año entero o a varios millones durante varios días. Es este un detalle insignificante, así que mejor olvídenlo. Permitamos pues que este "prohombre" se gaste el dinero en lo que le dé la real gana: se lo ha merecido.

Robbie Williams se volvió adicto tras abandonar el grupo Take That en 1995. Parece que su estado era tan alarmante que su amigo Elton John lo “secuestró” y lo llevó a una clínica de desintoxicación. El tal Robbie posteriormente realizó declaraciones positivas no de su estancia en la clínica, si no de su adicción a las drogas: "pasé algunos de los mejores momentos de su vida cuando me drogaba"; también afirmaba en otra entrevista que se retiro de la mala vida por el solo y simple hecho de la vanidad: “porque engordaba”. Las críticas en el Reino Unido a sus comentarios no se hicieron esperar. También se escucharon voces disonantes que defendían el uso de los estupefacientes y animaban a Robbie a continuar con su hábito e incluso multiplicarlo, posiblemente abanderando  el slogan famoso que rezaba "vive rápido, muere joven y deja un cadáver bonito". En esta última frase pueden advertir un componente fuertemente irónico.

Paul McCartney, ex- Beatle coqueteó con la cocaína y es conocida su adicción a la marihuana.  Robin (que no Robbie) Williams, actor prestigioso también declaró ser alcohólico y ex - drogadicto. “La cocaína es la manera que tiene dios para decirte que eres un imbécil estás ganando demasiado dinero”, es una ingeniosa frase que salió de sus labios. No sabemos si en ese momento estaba en sus cabales o flipaba en colores. El jugador de snooker (una variedad del billar) Jimmy White dilapidó cinco millones de libras consecuencia de sus problemas con las drogas y su adicción a las apuestas. En 1994, el dinero que había ganado como subcampeón del mundo (más de 100.000 libras) se lo dio a su corredor de apuestas. Y lo perdió. 

El futbolista Paul Gascoigne tiró una buena parte de las más de 14 millones de libras que ganó a lo largo de su carrera con el alcohol, las juergas y decisiones propias de un individuo desequilibrado. En los últimos años se ha implicado en multitud de escándalos relacionados con el exceso de consumo. Milagrosamente aún hoy en 2014 seguimos gozando de su atolondrada presencia.

El jugador de fútbol americano y “mataperros” Michael Vick, actualmente en la cárcel. En 2005 era el número 33 en la lista de celebridades ricas de 'Forbes'. Un año antes se había convertido en el jugador mejor pagado de la NFL con un contrato de 130 millones de dólares. Gastaba 30.000 dólares al mes en mantener a sus amigos. De interno en la cárcel le pagaban doce centavos por hora como fregaplatos en la cárcel. Lo de "mataperros" le viene porque según
las autoridades y medios de comunicación existen testigos que involucran a Vick con las peleas de perros y las apuestas relacionadas. Se aburría el hombre. Por cierto, que Vick fue liberado de prisión el 20 de mayo de 2009 y el 27 de Septiembre de 2009 volvió a jugar, enfrentándose a los Kansas City Chiefs, ganando 34-14.

En el golf, es célebre el caso de John Daly, a quien su colección de problemas extradeportivos ha hecho tristemente famoso. Amante de la bebida y las apuestas, se estima que ha perdido 60 millones de dólares en juegos de azar. En 2005, cogió el cheque de 750.000 que había cobrado como segundo del World Gold Championship de San Francisco y se fue directo a Las Vegas a, literalmente, fundírselo. Perdió más del doble en cinco horas. Quizás porque no llevaba más dinero “encima” en ese momento. Un día le veremos apostándose a él mismo en la ruleta. “-No me queda nada en el banco, así que me juego mi persona, ¿cuánto me dan por ella? - Un euro por kilo. - Ah, ok. Vale, aceptamos. "


Muertes por consumo de drogas:

En cuanto a la lista de celebridades fallecidas por la atracción fatal hacia el consumo de drogas:
 
Keith Moon batería de The Who murió en 1.978, víctima de una mezcla córtex explosivo de medicamentos y alcohol.  Jonathan Melvoun teclista de los Smashing Pumpkings, murió atrapado por su amor a la dama blanca, la Heroína (que de héroe tiene menos que de asesina). Al bajista de Hole, de la banda de Courtney Love, lo encontraron muerto en una bañera rodeado de jeringas y drogas.  River Phoenix es otra víctima del consumo de estupefacientes. El caso es que parece que un conocido de él le ofreció un poco de Persian Brown (una forma poderosa de heroína, que se toma aspirada), y poco después de consumir dicha sustancia se empezó a sentir mal. Pocas horas después moriría causando una conmoción en el mundo de cine. Se quebró la carrera de una figura en ciernes.

Como decía el célebre personaje de dibujos animados Super-ratón: "¡No se vayan todavía, todavía hay más!"

Janis Joplin, que se metió en una sola dosis, veinte más de lo “normal” murió por sobredosis
de estupidez.  Kurt Cobain, líder del movimiento grunge y vocalista de Nirvana, se disparó en la cara su escopeta derrotado por su adicción a la heroína. Su esposa Courtney Love, no dudó en revelar su adicción a la misma sustancia durante su embarazo. James Marshall Hendrix, uno de los más grandes guitarritas del mundo del rock falleció debido a una mezcla de somníferos y alcohol.  Jim Morrison, vocalista del influyente grupo de rock psicodélico The Doors, se le encontró muerto en Paris por sobredosis. Su epitafio está escrito en griego antiguo ("Kata ton daimona eaytoy") y se puede traducir como "cada quien su propio demonio".  Marilyn Monroe, una de las grandes divas del siglo XX murió, al igual que Antonio Flores en España por una sobredosis de barbitúricos.

Otras muertes conocidas son de cantantes famosos son John Bonham (Led Zeppelín). Falleció por aspiración de vómito tras ingerir unos 40 vasos de vodka en menos de 12 horas durante un día de borrachera. Probablemente querría batir algún récord mundial y entrar en el libro Guiness. Contaba con sólo 32 años de edad.  Brian Jones, de los Rolling Stones también murió en extrañas circunstancias. Bon Scott  componente de los AC/DC fue otro rockero que se ahogó en su propio vómito.  Bob Marley de apenas 36 años, murió por un tumor cerebral, que se dice fue causado por su adicción a la marihuana.

(2)Sid Vicious de los Sex Pistols, asesinó a su novia Nancy tras una pelea, aunque logró su libertad condicional, murió días después del incidente por sobredosis de heroína y una vida plagada de excesos.  Michael Hutchence, vocalista de la banda australiana INXS se ahorcó con su cinturón colgándose de la puerta; otros apoyan la hipótesis de que fue un suicidio involuntario, debido a una técnica autoerótica de propiciar orgasmos durante la masturbación por asfixia (asfixia autoerótica). En su cuerpo encontraron un cóctel de drogas recetadas, tales como el Prozac. Ian Curtis líder de la banda inglesa Joy Division también se ahorcó en la cocina de su casa allá por los años 80.

(2) Estracto del “Factor Fama” (Mercedes Odina, Gabriel Halevi)

En los años setenta, los capitanes de la industria del disco habían asimilado el fenómeno rebelde (*recuerden el éxito taquillero de la película “Rebeldes sin causa” o el fenómeno “Elvis” y la aparición del “Rock n’ Roll) hasta tal punto que ya estaban en disposición de crearlos ellos mismos, si era necesario, en sus laboratorios. Esta lógica tendencia empresarial llegó a una total sofisticación con profesionales como Malcom McLaren, licenciado en Arte y creador de imagen, que por esos años realizó una increíble proeza comercial: transformar a un grupo de analfabetos musicales en una exitosa banda de música llamada “Sex Pistols”. McLaren creó el grupo Sex Pistols partiendo de la idea de cómo debían ser, parecer y actuar los héroes. Con esta banda el juego de antagonismos del antihéroe se llevó a sus últimas consecuencias, y se construyó un monstruo comercial con todos los elementos que podrían aterrorizar a un burgués. Para cumplir con la caricatura de lo antagónico, los “Sex Pistols” debían tener una apariencia famélica, escupir, maldecir y gruñir, manejar todo tipo de iconografía censurable –como esvásticas-, y como guinda final estaba la ostentación de una conducta sexual desviada. Con tan oportunos ingredientes se consiguió construir lo que se denomina, en el argot de los negocios, una imagen de empresa bien definida. Los salvajes chicos de los Pistols lo hicieron muy bien y durante la primera mitad de su singladura fueron un perfecto negocio, pero luego su violenta imagen comercial los devoró a ellos mismos.
*Añadido por mí.

Como colofón a esta sección debemos mencionar a uno de los más grandes iconos culturales de todos los tiempos, el “Rey del Rock” de nombre Elvis Presley. Elvis, también conocido por su sensual movimiento de caderas, fallecía en su mansión de Graceland, en Memphis, a consecuencia de una intoxicación de barbitúricos.

No hay piedad para los devotos del exceso. Ante el poder ejecutor de las drogas, no importa si eres un peón o el mismísimo rey de la canción, valga el pareado molón.

(3) Una pequeña lista de adictos al alcohol o a las drogas que han pasado por clínicas de rehabilitación:

Betty Ford, Kirsty Alley, J. Paul Getty, Jr., Robert F. Kennedy, Jr., Robin Williams, Robert Downey, Jr., Ray Kroc, Eminem, Patrick Kennedy, Ben Affleck, James Frey, Nick Nolte, Jan Michael Vincent, Nick Carter, Boy George, Michael Jackson, Keith Richards, Robert Mitchum, Judy Collins, Rush Limbaugh, Johnny Cash, Joaquin Phoenix, Pat O'Brien, Elton John, George Jones, Kurt Cobain, Courtney Love, Leif Garrett, John Belushi, Eileen Brennan, Daniel Baldwin, Corey Feldman, Corey Haim, Marion Barry, Whitney Houston, Bobby Brown, A. Whitney Brown, Glen Campbell, Dwight Gooden, Darryl Strawberry, Jerry Garcia, Samuel L. Jackson, Leonard Nimoy, Kelly Osbourne, James Brown, Lenny Bruce, Chevy Chase, Robert Blake, Eddie Van Halen, David Crosby, Judy Carne, Billy Holiday, Grace Slick, Iggy Pop, Richard Carpenter, Dr. John, Randy Moss, Andy Dick, Heidi Fleiss, Pat Day, Tara Conner, Al Unser, Jr., Jim Ramstad, Roy Simmons, Bela Lugosi, Mickey Rourke, Naomi Campbell, Patrick Swayze, Ted Kennedy, Haley Joel Osment, Anna Nicole Smith, Vitas Gerulaitis, Ozzy Osbourne, Stevie Ray Vaughan, John McVie, Hank Williams III, Paul Williams, Franz Wright, Christopher Kennedy Lawford, Annie Leibowitz, Mackenzie Phillips, Jo Dee Messina, Danny Bonaduce, Dennis Quaid, Jenna Bush,  Noelle Bush, Dick Cheney, Mel Gibson, Michael Douglas, Matthew Perry, Charlie Sheen, Paula Poundstone, Kate Moss, Ray Charles, Johnny Depp, Mary Tyler Moore, Richard Dreyfuss, Philip Seymour Hoffman, John Daly, Keith Moon, Ted Turner, George C. Scott, Tony Curtis, David Gahan, Wynonna Judd, Britney Spears, Wilson Pickett, Carrie Fisher, Nell Carter, Billy Bob Thornton, Chris Webber, Onterrio Smith, Tom Sizemore, Drew Barrymore, Dick Van Dyke, Larry Hagman, James Galdolfini, Pete Doherty, Kiefer Sutherland, Elizabeth Taylor, Colin Farrell, Etta James, Rick James, Buzz Aldrin, Chris Penn, Jason Priestley, Prince Harry, Tom Arnold, Brett Butler, Dionne Warwick, Ken Caminiti, Jennifer Capriati, Tonya Harding, Truman Capote, Liza Minnelli, Martin Lawrence, Melanie Griffith, Tatum O'Neal, Lindsay Lohan, Shelley Winters, Eddie Money, Jessica Hahn, Christian Slater, Alice Cooper, Winona Ryder, Demi Moore, Nicole Richie, David Bowie, O.J. Simpson, Jim Brown, , Joe Namath, Lawrence Taylor, Steve Howe, Gerry Cooney, Dock Ellis, Dennis Rodman, David Soul, Oliver Stone, Joe Louis, Mike Tyson, Stacy Ann Ferguson "Fergie", Jessica Sierra, Chyna, Representative Mark Foley, Richard Pryor, George Carlin, Richard Lewis, Rodney King, Jean-Claude Van Damme, Bo Bice (American Idol), Diego Armando Maradona, etc.
(3) Fuente: http://www.drugalcohol-rehab.com/famous-addicts.htm

Reflexión:

¿Tipos mediáticos o bultos sospechosos? ¿Fenómenos sociales o aberraciones engendradas por una autarquía decadente y neurótica? ¿Paradigmas de la excelsitud o evocaciones simbólicas excretadas de un mundo nihilista? ¿Unigénitos de voluntad portentosa o retales erosivos de las buenas costumbres? ¿Prototipos a seguir o proxenetas sumisos de una hedionda gloria? ¿Arquetipos de perfección o jerarcas concebidos por los instintos primitivos de las masas irreflexivas? ¿Singularidades extrañas de un cosmos en descomposición? En definitiva, ¿modelos para qué tipo de sociedad? ¿para qué paradigma de ciudadano?

¿De cuántos millones arrojados al vertedero de los desperdicios estaremos hablando? ¿De cuántos quintales de droga aspirados, de cuantas toneladas de alcohol ingeridas? ¿De cuántos engaños, salidas de tono, tropelías y atentados a la ley y el orden? Miles de millones de dólares arrojados a la basura o lo que es lo mismo entregados a tipos indignos, cuyas aventuras fuera del escenario abochornarían a cualquier buen hijo de vecino. Aún así, no importa, los idolatramos. Y no importa el caudal de sus despilfarros, los idolatramos igual. Nuestra indulgencia con estos personajes, implantados en nuestras mentes por la industria del Entertainment, no tiene límites. Es infinita (4)

(4) Quizás es que estos señores que, como todos sabemos, al no disponer de recursos económicos y ser incapaces por sí mismos de obtener grandes sensaciones, viven en la calle y se mantienen de las limosnas de los transeúntes,  (5) deben recurrir a sustancias artificiales que sí cumplen con ese “gratificante” cometido. Una solución, algo “sui géneris” que se me ocurre pasa por recurrir a la hipnosis, reprogramándolos con frases promotoras de un cambio de actitud. Ejemplo: “Cada vez que tomas drogas se salvará un niño sudanés”, “Emborracharse es de flojos y maricas”, “Tu sex appeal aumentará si tomas batidos de chocolate o refrescos sin azúcar”. De este modo, tras este complicado proceso de reprogramación, nos los podemos imaginar mostrando su nueva y seductora imagen, poniendo cara de duros blandiendo su batido de cacao, zumo de arándanos o cerveza 0.0 de alcohol o riéndose de los pringados que toman crack o drogas “de alta graduación”, mientras ellos se vanaglorian de beber Cacaolat con pajita. El mundo, contagiado por las nuevas modas, pasaría de los porros a los chupachups, de los whiskeys a la leche con Nesquik (es que, perdónenme, el cola-cao es más insoluble que el chapapote en las costas gallegas), de las rayas de coca a las gominolas de coca-cola, y del sexo con putas al tradicional con una sola pareja (demasiado pedir). La publicidad de Marlboro se rodaría con un afamado jinete montando sobre una oveja (suena raro esto) en vez de sobre un caballo y el antedicho protagonista se pirraría por la leche de cabras (o de oveja). En fin ni una cosa ni otra, pero las segundas opciones aún inverosímiles o chocantes son más preferibles a las primeras.
(5)  /Ironía on/ Claro, si es que los conciertos de rock son tan tediosos como los mítines políticos. /Ironía off/

Perdónenme, pero si tuviera que extenderme en cada caso particular el volumen de la prestigiosa Enciclopedia Británica quedaría relegado a una vulgar octavilla de esas que se reparten las empresas a los transeúntes para captar clientes. Estoy seguro que ustedes ya están al corriente (y posiblemente se informan día sí día también), no hace falta recordárselo. Visiten la sección de cotilleos de sociedad de cualquier magazine conocido. Probablemente con Paris Hilton o Britney Spears ya se podría publicar un voluminoso libro de memorias masturbatorias, perdón, perturbadoras. Justin Bieber o Miley Cyrus son otros serios aspirantes a engrosar en el futuro la lista de ídolos
gilipollas caídos.

Todos esta retahíla de acreditados famosos son historia viva del siglo XX y principios del nuevo milenio, exportadores por tanto de su “sabiduría y buen hacer” a sus queridos coetáneos. Extrapolando, ¿qué podemos esperar de este nuevo milenio si no excesos y más excesos a menos que se produzca un cambio de paradigma, es decir un cambio del individuo referencia, del héroe cotidiano? Ya conocen los refranes: de tales mimbres, tales alforjas, de tales palos, tales pastillas, de tales comportamientos tales desastres, y de tales héroes tales ciudadanos, y de tales ciudadanos tales sociedades. ¡Y de tales sociedades tales ídolos!

No podemos seguir adorando a gente tan retrógrada, acabaremos inoculados con el virus de la irracionalidad, el descontrol y acabaremos pagando el pato de un modo u otro. Lo peor es que muchos de sus seguidores jamás alcanzarán el nivel de virtud que estos presumen, pero sí quizás les imitarán precisamente donde nunca jamás deberían: en las borracheras, en sus salidas de tono y en sus adicciones, es decir en sus irregularidades e imperfecciones. Es más fácil y rápido experimentar “un subidón” mediante la aspiración de una raya de cocaína que después de años de duro trabajo de perfeccionamiento musical y/o artístico.

Ten claro una cosa querido lector, a tu ídolo no le va importar un pimiento que corras la suerte de pasar a mejor vida imitando de forma calculada o irracional sus barriobajeras actitudes. Ejemplo: ni siquiera la muerte de decenas de personas, en muchos casos, ha detenido la celebración de una competición deportiva de alto nivel.





Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos