Las 7 reglas de oro para vivir en pareja. Parte III.

Creado: 5/7/2012 | Modificado: 26/2/2013 2416 visitas | Ver todas Añadir comentario



Las 7 reglas de oro para vivir en pareja. Parte III.

Texto: http://www.lanacion.com.ar/1403197-cont-cuales-son-las-claves-del-amor-duradero
http://acompañarte.com/tag/parejas-exitosas/

Consejos de John Gottman, el gran especialista en relaciones amorosas
Cómo hacer para que la pareja dure

Conocer profundamente al otro y no concentrarse en sus errores es un factor fundamental

LONDRES.- Aquello por lo que nos enamoramos no sirve para saber si la relación se sostendrá en el tiempo. Eso afirma el psicólogo John Gottman, autor de más de 40 libros y de 160 artículos científicos sobre las relaciones de pareja, que revela cómo se logra el éxito duradero y refuta algunos mitos sobre el amor romántico.

"Esa atracción original es un mecanismo evolutivo para elegir al compañero. Pero los matrimonios acordados son tan estables como las relaciones seleccionadas sobre la base del amor. El amor romántico no parece ser necesario para una relación estable, y hay alguna evidencia de que nubla el entendimiento."

 


-¿Eso significa que el amor romántico es una base pobre para el matrimonio?


-Sí. En una relación larga, el romance, el sexo y la pasión son muy diferentes de lo que son en su faz inicial de atracción. Eso no quiere decir que el amor y el romance estén muertos. Creo que son maravillosos y que pueden ser la base de una relación. Parte del problema es que la gente no sabe qué buscar cuando se compromete en un noviazgo.

-¿Qué debería buscar?

-Las señales son realmente muy simples. Primero que nada, ¿se lo trata a uno con amor, afecto y respeto? ¿Se siente que hay una base en términos de cuidados, apoyo y afecto? ¿Le gusta realmente compartir sus horas con esta persona de manera que el tiempo fluya como el vino? ¿Es fácil estar juntos? A medida que la gente se siente más cercana, otra cosa para tener en cuenta es el sentimiento de que uno puede crear la sensación de propósitos, significados y valores compartidos. Creo que eso es suficiente para seguir adelante y pensar en términos de una relación a largo plazo.

-¿Cómo estudia científicamente a las relaciones?


-En los últimos 20 años, hemos estudiado parejas a lo largo del curso de sus relaciones , desde gente recién casada o comprometida hasta parejas que tienen más de ochenta años. Podemos preguntarnos si son diferentes a esas personas que, a pesar de que a nosotros nos parecen agradables, hoy están divorciadas A través del tiempo advertimos que hay sólo un pequeño número de cosas que la gente hace en las relaciones que funcionan.

-¿Como cuáles?

-Encontramos que podíamos predecir con una exactitud mayor al 90% lo que iba a pasar con una relación en los siguientes tres años al examinar la psicología y la conducta de una pareja durante una conversación sobre un tema en el que no estaban de acuerdo, y entrevistándolos sobre su pasado. En las parejas que duraron, la tasa de afirmaciones positivas a negativas durante una conversación conflictiva fue de 5 a 1. En las relaciones que terminaron, la tasa fue de alrededor de 1 a 1.

-¿Se puede realmente reducir las complejidades de las relaciones en unas pocas reglas simples?

-Creo que hay una ciencia para lograrlo. El nivel de predictibilidad es muy alto. Por supuesto, la verdadera prueba será poder crear un cambio en la relación. El sexo, el romance y la pasión no son mágicos. Son realmente muy simples. Hay una receta para elaborarlos en relaciones a largo plazo.

-¿Cuál es la receta?

-Lo primero es que el sexo, el romance y la pasión tienen que ver con tomar información y energía, es decir, lo contrario a trasmitirlas. Por lo tanto, no se trata de ser sexy o atractivo, sino de estar interesado en su pareja y de ser receptivo y conocer al otro, y comprender lo profundo y fundamental de ella. Es una decisión de cada momento el estar interesado, el ser obsequioso.

-¿Hay algunas personas que son naturalmente buenas para las relaciones?

-Sí. Yo las llamo "maestros de las relaciones". Tienen ese hábito mental por el cual buscan cosas para apreciar. Buscan cosas para poder decir "gracias". En el otro extremo, los "desastres de las relaciones" se focalizan en los errores de su pareja. Escudriñan para encontrar lo que el otro está haciendo mal.

-¿Qué cosas se destacan en las relaciones malas?
 


-Hemos encontrado cuatro cosas que son más corrosivas que cualquier otra cosa, las llamamos los cuatro jinetes del Apocalipsis. Probablemente la más negativa es el desprecio: dirigir insultos, el sarcasmo, el sentimiento que uno es mejor que su pareja. Un aire de superioridad es, en sí mismo, el mejor vaticinador del divorcio. La crítica es otro signo de una relación que no va a ninguna parte, así como estar a la defensiva, como cuando se responde a una queja con indignación o como si uno fuera una víctima inocente. Si se actúa de esa manera, uno no se hace responsable del problema. Por último, está el encerrarse o retirarse emocionalmente de la interacción. Podemos catalogar esto fácilmente en el laboratorio. Quienes se encierran no dan los habituales canales alternativos no verbales al que le habla. Miran a otro lado y dejan de responder.

-¿No se encuentran estas cosas también en las relaciones buenas?

-La crítica y el estar a la defensiva se encuentran en todas las relaciones. La diferencia es que un "maestro de las relaciones" notará que las cosas no marchan y hará un intento de reparación. Estudié lo que hace que los intentos de reparación funcionen durante un par de años antes de advertir que en lugar de mirar al que lo hacía tenía que observar a quien lo recibía: lo que hace la diferencia es aceptar el intento de reparación de su pareja.

-¿Pueden revertirse las malas relaciones?

-Es natural que la intimidad se deteriore si no se pone energía en ello. A medida que la vida continúa, las parejas pueden ignorarse mutuamente y dejar de conquistarse. Se focalizan en sus hijos o en su trabajo. Pero se puede aprender qué hacer si los jinetes del apocalipsis comienzan a atacar. Hay una base científica en esto. Podemos aprender de los "maestros de las relaciones" y podemos hacer que los problemas no ocurran.

"No se trata de ser sexy, sino de estar interesado en su pareja y ser receptivo "
JOHN GOTTMAN. Psicólogo

 


Texto: http://psicoblogging.wordpress.com/2011/03/02/la-ciencia-del-amor-parte-2-teoria-de-john-gottman/ 

John Gottman, junto a su equipo de investigadores de la universidad de Washington han estudiado a cientos y cientos de parejas a lo largo de los años. En ocasiones, Gottman y su equipo observan a una pareja mientras discuten sobre un tema en el que no se han puesto de acuerdo, otras veces, pasan varios días completos en una “casa” realizada ex-profeso para observar día y noche la interacción de la pareja. A partir de esto, el equipo de Gottman ha podido identificar ciertos factores que se repiten de manera constante en las parejas que están en crisis, pero aun más importante, también han detectado aquellos que se relacionan con las parejas que se consideran “felices” y “exitosas”.

¿Cuáles han sido los principales descubrimientos acerca de las parejas felices?:

a) A pesar de los malos momentos, en las parejas felices siguen predominando la presencia de recuerdos positivos:

“No son más listas, más ricas o más astutas psicológicamente que otras parejas. Pero en sus vidas cotidianas han adquirido una dinámica que impide que sus pensamientos y sentimientos negativos sobre el compañero, ahoguen los positivos”

Las parejas felices y exitosas, a pesar de que se encuentren pasando por malos momentos, si les preguntaran acerca de su vida de pareja, recordarían más momentos positivos -que negativos- y a dichos momentos les asignarían un valor importante. En mis clases, a veces menciono que una pareja en crisis seguramente recordara más malos momentos que buenos, incluso en el día de su boda (por ej., “el/ella llego tarde”, “estuvo sólo al pendiente de su familia y amistades”, “me dejo sola/o resolviendo los problemas en la fiesta”, etc.).


b) John Gottman también menciona que es una idea errónea pensar que las parejas felices no se pelean o tienen discusiones.

Cualquier pareja -feliz o no- tiene que enfrentarse a múltiples decisiones, donde en ocasiones, cada integrante tendrá opiniones distintas que podrán originar peleas y altercados.

Sin embargo, las parejas exitosas tienen una forma distintiva de discutir, que evita que dichas peleas erosionen la relación de pareja. ¿Cómo discuten las parejas felices? En primer lugar, estas parejas manifiestan sus molestias de manera “suave” en lugar de plantearlas de manera agresiva.

Por ejemplo, uno de los miembros de una típica pareja “feliz” y “exitosa” podría mencionar: “necesito que hables más conmigo y me compartas lo que sientes, en muchas ocasiones que discutimos, te ‘cierras’, te quedas callado y eso me hace sentir mal”, a diferencia del siguiente ejemplo, que ilustaria la manera en que una pareja en crisis plantearía el mismo problema: “no te interesa nada de lo que ocurre en la pareja, es imposible hablar contigo, siempre que quiero acercarme un poco a ti, evades la conversación y me haces sentir mal”. También las parejas felices saben detectar cuando las discusiones van subiendo de intensidad y pueden hacer un comentario o realizar alguna acción para evitar que la pelea se “salga de control” y esto es bien recibido por la pareja.

Otra característica relacionada a las discusiones, es que evitan quedar atrapadas en peleas insignificantes, que no valen la pena ponerlas por encima de la relación de pareja (alguna vez, un alumno mío puso como ejemplo, que la pareja dejara de pelearse por no ponerse de acuerdo en el color nuevo en que se pintaría la recámara) y se centran sólo en aquellas que son trascendentes. Finalmente, estas parejas llegan a acuerdos que por lo general se cumplen. Es curioso lo que menciona Gottman acerca de la forma en que discuten las parejas “felices”, él menciona que si las viéramos en esos momentos, seguramente nos aburriríamos, ya que por lo general, distan de las peleas a gritos y empujones que se presentan en otras parejas.

c) Por último, se encontró que la relación de las parejas felices tiene bastantes semejanzas a las buenas relaciones de amistad. “Los integrantes de la pareja prestan una gran atención a lo que está sucediendo en la vida del otro y se sienten emocionalmente conectados”

 Estas parejas siguen teniendo la confianza para platicar acerca de sus temores, alegrías, sueños, anhelos, proyectos, etc. Saben que son escuchados por el otro y que realmente recibirán apoyo de su pareja. En este sentido, se destaca tres elementos que también están presentes en las relaciones de amistad: el respecto, el afecto y la empatía.

Factores que identifican a las parejas felices.

Estos serían los factores generales que identificarían a las parejas felices y exitosas, sin embargo, también se han identificado siete factores específicos que se presentan de manera constante en estas parejas:

1. Conocimiento amplio acerca de mi pareja (a lo que se le ha denominado como “mapas del amor”).
2. Presencia de cariño y admiración.
3. Se destina tiempo para realizar actividades juntos.
4. Hay una influencia mutua.
5. Se resuelven problemas de manera efectiva.
6. Se apoyan mutuamente para alcanzar proyectos personales y de pareja.
7. Se visualizan como una pareja feliz a largo plazo.


Referencias bibliográficas:

Gottman, J. & Silver, N. (2001). Siete reglas de oro para vivir en pareja. España: De bolsillo.
Gottman, J. Gottman, J. & Decalire, J. (2008). Diez claves para transformar tu matrimonio. Barcelona: Paidós.

Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos