Inteligencia emocional en el desarrollo de un líder

Creado: 24/10/2012 | Modificado: 30/1/2013 1530 visitas | Ver todas Añadir comentario



Inteligencia emocional en el desarrollo de un líder.

Texto: http://www.sht.com.ar/archivo/liderazgo/ie_lider.htm
Por Florentina Gaggiotti


Cuando hablamos de Inteligencia Emocional nos referimos a aquellas habilidades que permiten conocer y comprender las propias emociones y utilizarlas para facilitar los pensamientos positivos y las relaciones interpersonales.

Cuando tuve la oportunidad de evaluar a un grupo de directivos o mandos medios, me llamó la atención observar cierta inseguridad manifestada en diversas conductas hacia el grupo, tales como desconfianza, falta de entusiasmo, decisiones incoherentes y hasta abuso del poder.

Hablamos en la actualidad, de acuerdo a las investigaciones realizadas por autores como Daniel Goleman, Boyatzis y McKee, de la presencia de cuatro grupos de competencias que describen la Inteligencia Emocional:

- Conciencia de uno mismo
- Autogestión
- Conciencia social
- Gestión de las relaciones

En esta oportunidad citaré ejemplos de situaciones críticas donde las competencias que considero pertinentes para el desarrollo de un líder eficaz se ven coartadas por actitudes adoptadas por aquellas personas que ocupan cargos gerenciales o mandos medios: Confianza en uno mismo (Conciencia de uno mismo), Autocontrol (Autogestión), Empatía (Conciencia social) y Desarrollo personal de los demás (Gestión de las relaciones).


- Confianza en uno mismo
La presencia de esta competencia repercute en la toma de decisiones. Un gerente en una oportunidad optó por promover medidas disciplinarias a su gente. Al cabo de unos días preguntó a uno de ellos sobre los efectos que había producido en los demás. Enterado sobre el descontento, se hizo cada vez más intolerante e inflexible, acrecentando el sentimiento de desconfianza generalizado. Luego de varios meses la desunión en el grupo afectó la producción, evidenciando falta de compromiso y desinterés por mejorar el trabajo.

La confianza en uno mismo se asocia con un adecuado nivel de autoestima. El líder confía y se apoya en sus fortalezas. Toma decisiones acertadas, recibe sugerencias y, sobre todo, genera confianza y cohesión en el equipo.

- Autocontrol.
 el líder que posee esta competencia puede monitorear sus emociones para actuar y responder con serenidad. Un supervisor, en cierta ocasión, tuvo que enfrentar un imprevisto al no recibir a tiempo los materiales para continuar con la planificación. El suceso generó retrasos en el cumplimiento de los plazos establecidos de la obra. Al recibir la noticia por parte de uno de sus colaboradores, le recriminó sin medir las consecuencias de sus palabras, adjudicándole total responsabilidad por la demora.

Ante tal situación es preciso que el líder, en primer lugar, trate de escuchar a su interlocutor a fin de conocer las causas del problema. Esto le permite, también, postergar la carga negativa de sus emociones, es decir no responder impulsivamente, observando los errores con la persona responsable tratando de buscar la mejor solución. Es probable que de esta manera esté atento a recibir sugerencias.

- Empatía
Asociada al autocontrol, es aquella habilidad que permite reconocer las emociones y los sentimientos de las otras personas, facilitando el trabajo en equipo y las relaciones interpersonales.

En una ocasión un gerente me preguntaba las razones por las cuales el grupo de oficina técnica no cumplía con los trabajos asignados. Después de indagar más a fondo en sucesivas entrevistas a los trabajadores de la mencionada oficina, detecté la presencia de un clima tenso. La comunicación por parte del gerente era escasa. Con frecuencia les sorprendía su intolerancia e inflexibilidad. Asimismo sus logros nunca fueron reconocidos. El problema era claro por parte del directivo, que ignoraba el estado anímico de su personal, las razones de su desinterés y falta de motivación. En definitiva, el equipo no se sentía reconocido por su desempeño. Ni siquiera comprendía las dificultades que pudieran tener.

Un líder emocionalmente inteligente reconoce con facilidad las actitudes, los sentimientos y las emociones negativas que estuvieran afectando el entusiasmo y la motivación del grupo. Rápidamente en estas situaciones un líder eficaz encuentra la forma de revertirlos, evitando que incidan en el compromiso hacia los resultados.

- Desarrollo personal de las personas
Es sorprendente observar que aun las empresas que depositan las mayores expectativas en su gente, apostando al crecimiento y la mayor rentabilidad del negocio, cometen errores que van minando la confianza. Seré más clara con un ejemplo. En otra compañía me tocó evaluar a personas para ocupar puestos gerenciales. Cada una de ellas demostró tener inseguridad y duda ante tal requerimiento. Profundizando sobre los motivos de tales evidencias, me transmitieron que su jefe en muchas oportunidades los reprendió por errores cometidos. Hoy apuesta a capacitarlos y darles la posibilidad de asumir el riesgo de tomar la decisión de ocupar un puesto gerencial. Aún le cuesta reconocer los logros, pero intenta revertir el rumbo por el progreso de la empresa.

Un líder eficaz debe, antes que nada, comprender que el aprendizaje se inicia a través del reconocimiento de los propios errores, resaltando las fortalezas y brindando la confianza suficiente para crecer junto a la empresa. Sin lugar a dudas, la Inteligencia Emocional facilitará el desarrollo de un líder y el trabajo en equipo.



Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos