El Secreto De Rockefeller, Onassis, Ford, Disney

Creado: 29/11/2012 | Modificado: 28/1/2013 1940 visitas | Ver todas Añadir comentario



El Secreto De Rockefeller, Onassis, Ford, Disney

Texto: http://www.deganadores.com/index.php?option=com_content&view=article&id=125:los-21-secretos-del-exito-de-los-millonarios-que-crearon-sus-propias-fortunas&catid=9:exito&Itemid=14
 


La fascinación sobre la gente. Muchos quisieran develar los misterios que se ocultan detrás de una gran fortuna. En los años 30, un joven periodista llamado Napoleón Hill entrevistó a los millonarios más famosos de este siglo en busca de las reglas de oro que posibilitaron su riqueza. Aquí resumimos los secretos que permitieron a John Rockefeller, Aristóteles Onassis, Walt Disney, Henry Ford y Jean Paul Getty transformar la pobreza en prosperidad.

El principal descubrimiento de Hill es que los millonarios cultivan hábitos y principios comunes que los han puesto en el camino de la riqueza. Lo notable es que si bien los súperricos son reservados en cuanto al monto de sus fortunas, se muestran muy bien dispuestos a compartir la filosofía que los llevó al éxito.

Contrariamente a lo que se cree, los que pertenecen al selecto club de los millonarios no poseen un coeficiente intelectual privilegiado, ni son "maquinas de trabajar'. Si es gente que tiene una gran voluntad de triunfar en lo que hace y está dispuesta a esforzarse por conseguirlo, siguiendo determinadas pautas comunes.
Veamos cuáles son estas "reglas de oro":

Confianza en uno mismo

la primera condición para transformarse en un "hacedor de dinero" es creer que uno puede enriquecerse. Por lo general, la sociedad tiende a nivelar para abajo y educar para la mediocridad. La gente de "mentalidad perdedora" imita a la zorra de la fábula.
Para ellos las "uvas" (riqueza) siempre "están verdes" y son privilegio de unos pocos elegidos. Por el contrario, los millonarios son personas que dejan de lado el pesimismo y encuentran en una visión positiva de la realidad, la energía que necesitan para transformarla.

Ser un soñador "práctico"

Thomas Watson, constructor del imperio IBM, decía que para crear una gran empresa era necesario tener' un gran sueño'. Hacía referencia a la pasión por lograr un objetivo en la vida, ayudando a solucionarlos problemas de la gente. Así como detrás de la sombra se oculta la luz, tras una necesidad insatisfecha existe un negocio.
Claro que soñar es necesario, pero no suficiente. El hacedor es el que tiene la capacidad de combinar diferentes recursos 0a gente, el dinero y la técnica) para transformar su sueño empresario en realidad. El éxito pasa por la acción inteligente y perseverante, orientada a obtener resultados positivos.

Tener "hambre de éxito"

Hay un viejo refrán que dice " el deseo de triunfarnos da por adelantado la mitad de la victoria'. Los exitosos tienen en común que, por distintas razones, (infancia con privaciones, deseo de reconocimiento, ambición por sobresalir, etc.) sienten gran motivación por lograr objetivos medibles en dinero.

A diferencia de quienes "nacieron en cuna de oro" y desde chicos lo tuvieron todo, quienes "vienen de abajo" poseen una motivación mucho más fuerte rara alcanzar metas y están dispuestos a arremangarse. Ver personas de origen humilde alcanzar la cima es tan común como presenciar la decadencia de los hijos de papá. En el mismo sentido se dice que "la sobreprotección es todavía peor que el desamparó'. Pues mientras éste pone en marcha mecanismos de supervivencia que subyacen en el individuo, aquella adormece nuestra capacidad de reacción y anula la voluntad para desafiar el destino.

Anticipar las oportunidades

Cuando una periodista preguntó a Onassis cómo se anticipaba a sus rivales para concretar los negocios que lo hicieron millonario, él respondió: "¿ Ve esa luz en lo alto?". Cuando la mujer respondió afirmativamente, le dijo; "Bueno, ahora que yo se la mostré, Vd la vio; pero yo la descubrí primero."

Es indudable que quien desarrolla un instinto especial para identificar las oportunidades lleva gran ventaja en los negocios. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos creían que Carlos Pérez Companc estaba loco. Entonces viajó a los EE.UU. a comprar dos lanchones que los aliados usaron para desembarcar en el sur de Francia. Con ellos, rompió el monopolio de los puertos patagónicos y comenzó la Naviera Pérez Companc, insignia de un holding que hov tiene un patrimonio de mis de u$s 2.000 millones.

Como recordaba no hace mucho Peter Druc- ker, en materia de negocios, "la mejor forma de anticipar el futuro es ayudando a construirlo."

Perseverancia a toda prueba

Henry Ford, que entre otras profesiones ejerció la de periodista, escribió: "Nada en este mundo puede ocupar el lugar de la perseverancia. La inteligencia, por si sola, no lo hará. No hay nada más común que ver gente con mucho talento y po-co éxito. El genio no lo hará; la genialidad no re-compensada es casi un proverbio. La preparación no lo hará) el mundo está lleno de fracasados muy bien educados. La perseverancia, cuando está bien orientada, es la inevitable antesala del éxito."

Ray Kroc, el hombre que creó con Mc Donald s un verdadero imperio a partir de las hamburguesas, conoció de verdad el éxito recién a los 52 años. La mayor parte de su vida fue corredor de una marca de batidoras eléctricas." Yo era como esas personalidades del mundo del espectáculo que hacen su número en la sombra durante años, hasta que un día, de pronto, se les presenta la oportunidad y les llega la gloria. Asi fue exactamente mi éxito, de un día para el otro, ¡pero necesité treinta años de perseverante experiencia para poder lograrlo!"

Naturalmente, estas claves de los millonarios no agotan todo el repertorio. Muchos triunfan también demostrando generosas dosis de creatividad, gran capacidad de comunicación, excelentes dotes administrativas y un gran sentido de la oportunidad. Sin embargo, el ejemplo de los creadores de riqueza demuestra que no se trata de seres de otro planeta, ni de inteligencias super-dotadas. Cualquiera podría preguntarse, lo mismo que el creador de Mc Donald's, cuando se decidió a desarrollar el negocio: "¿Si ellos (los millonarios) pudieron, por qué no yo?



Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos