Cosas que deberías saber sobre el cerebro

Creado: 30/4/2012 | Modificado: 24/1/2013 4052 visitas | Ver todas Añadir comentario



Cosas que debería saber sobre el cerebro.
 
Articulo 3

Texto: http://www.curioscopio.com/2011/09/10-cosas-que-el-hombre-deberia-saber.html

Muchos científicos, la mayor parte, hablan de la existencia de una serie de diferencias entre el cerebro de la mujer y el del hombre. En la lista a continuación te presentamos algunos detalles con 10 cosas que el hombre debería saber sobre el cerebro de la mujer.
 


1. Ellas cambian todos los días en base a sus ciclos. Los niveles hormonales cambian constantemente en el cerebro y el cuerpo de una mujer, cambiando su perspectiva, la energía y la sensibilidad junto con ellos.

2. Son muy intuitivas. Las mujeres no sólo recuerdan mejor la apariencia física de los demás sino también identifican correctamente los mensajes no verbales transmitidos en las expresiones faciales, posturas y tonos de voz, según estudios.

3. Detestan el conflicto pero más aún la falta de respuesta. Es una cuestion de reacciones químicas intensas en su cerebro durante un conflicto. Para las mujeres, en particular, una respuesta negativa puede ser mejor que no responderles nada.

4. Ellas responden a la pena y la ansiedad de forma distinta. Son mucho más sensibles.

5. Ellas tratan de evitar la agresión. No significa que no tengan comportamientos agresivos sino que reaccionan de diferente manera. Son más estrategicas y tienden a ser amistosas para evitar agresiones.

6. Se desconcentran o se “desactivan” con mayor facilidad en lo que a relaciones intimas se refiere. Cualquier preocupación es un conductor a estos estados.

7. Su cerebro sufre alteraciones durante el embarazo. Se reduce hasta un 4% y vuelve a su condición normal 6 meses después.La progesterona también sufre modificaciones aumentando 30 veces en las primeras ocho semanas del embarazo y actuando como un sedante.

8. Se ve afectada por el “cerebro de madre”. Los cambios físicos, hormonales, emocionales y sociales que afectan directamente a una mujer después del parto pueden ser muy grandes.

9. Pasan dos veces por la adolescencia. Ellas viven una “segunda adolescencia” llamada perimenopausia a los 40 años. Se inicia alrededor de los 43 años y alcanza su cima a los 47 o 48 años de edad.

10. Les gusta tomar riesgos en su madurez. En muchos casos, y pasados los 50 años, se ve un mayor apetito por la aventura y por asumir riesgos. Una vez que los cambios se han dado, el cuerpo se mueve a una fase “avanzada” y el cerebro femenino obtiene un segundo aire que las lleva a hacer cosas por si misma, con mayor enfásis y apostando al riesgo.
 




Articulo 4

Texto:  http://neuroblog.brain-dynamics.es/2010/04/las-10-cosas-que-toda-mujer-deberia-saber-sobre-el-cerebro-de-los-hombres/ 

1. Ellas cambian todos los días en base a sus ciclos. Los niveles hormonales cambian constantemente en el cerebro y el cuerpo de una mujer, cambiando su perspectiva, la energía y la sensibilidad junto con ellos.

2. Son muy intuitivas. Las mujeres no sólo recuerdan mejor la apariencia física de los demás sino también identifican correctamente los mensajes no verbales transmitidos en las expresiones faciales, posturas y tonos de voz, según estudios.

3. Detestan el conflicto pero más aún la falta de respuesta. Es una cuestion de reacciones químicas intensas en su cerebro durante un conflicto. Para las mujeres, en particular, una respuesta negativa puede ser mejor que no responderles nada.

4. Ellas responden a la pena y la ansiedad de forma distinta. Son mucho más sensibles.


Las 10 cosas que toda mujer debería saber sobre el cerebro de los hombres.

La mayoría de las ideas populares acerca del cerebro masculino se basan en estudios de hombres entre 18 y 22. Pero el cerebro de un hombre varía enormemente a lo largo de la vida, y un nuevo estudio contradice la imagen de “hombre soltero adicto al sexo” que está presente en la conciencia colectiva.

Robin Nixon, ha publicado en livescience.com un artículo titulado 10 Things Every Woman Should Know About a Man’s Brain, en el que se listan los diez puntos clave que una mujer debería saber sobre el cerebro de los hombres.

1.- Son más emocionales. Habitualmente se considera que el género femenino es más emocional, pero los niños pequeños son más expresivos y emocionales que las niñas. Los niños aprenden a ocultar las emociones ya que culturalmente se considera algo “impropio de un hombre”.

2.- Son más vulnerables a la soledad. Los hombres de edad avanzada son particularmente sensibles, según explica el doctor Louann Brizendine, profesor de Psicología Clínica en la Universidad de California (San Francisco). Vivir con mujeres puede aminorar esta vulnerabilidad puesto que sus niveles hormonales disminuyen la ansiedad.

3.- Centrado en buscar soluciones. El Dr. Brizendine destaca que el sistema empático del cerebro masculino no responde cuando alguien tiene un problema, como ocurre en las mujeres Sin embargo, se activa la región del cerebro del ‘arréglalo’, que pasa a tomar el control.

4.- Olvidan a su pareja si no la tienen delante. Pranjal Mehta, un psicólogo social de la Universidad de Columbia en Nueva York, explica que los hombres se olvidan de su pareja cuando ésta desaparece de su campo visual.

5.- Defienden sus posesiones. Según el doctor Brizendine, parte del trabajo masculino es “la defensa del césped”, como un modo de “defender el territorio”. Los hombres son más propensos a volverse violentos cuando se enfrentan a una amenaza amorosa o de territorio.

6.- Necesitan una jerarquía. Una jerarquía inestable puede causar ansiedad en los hombres. Una cadena de mando establecida, como la del ejército, reduce esta ansiedad.

7.- La competitividad disminuye en la madurez. Cuando el cerebro masculino madura, se preocupa más por las relaciones y la cooperación que cuando es joven, momento en el que le preocupa más competir por el estatus.

8.- Ser padre les hace sensibles. Cuando un hombre va a ser padre sufre unos cambios hormonales -sube la prolactina y disminuye la testosterona- fomentando de este modo los comportamientos paternos.

9.- La educación de los hijos. La forma en la que los padres juegan con sus hijos puede ayudar a éstos a ser más confidentes, a aprender mejor o a prepararlos para el mundo real. Los padres involucrados en la educación de sus hijos tienen niveles de testosterona más bajos.

10.- Campanadas de boda. Antes de los 30 existen más probabilidades de que el hombre sea infiel pero, una vez casado, se centra en mantener a su familia.
 




Articulo 5

http://es.wikipedia.org/wiki/Mito_del_10%25_del_cerebro

Mito del 10% del cerebro

El mito 10% del cerebro es una creencia popular muy extendida que afirma que la mayoría o todos los seres humanos utilizamos solamente el 10 por ciento de nuestro cerebro. Por asociación, a menudo se sugiere que mediante algunos procesos una persona puede ser capaz de aprovechar ese potencial no utilizado y que, al hacerlo, se produce un aumento significativo de su inteligencia.

Aunque algunas capacidades intelectuales pueden ser mejoradas con el entrenamiento, la idea de que grandes áreas del cerebro permanecen inutilizadas no tiene ningún fundamento lógico. A pesar de que siga habiendo muchas incógnitas acerca del funcionamiento del cerebro, se sabe que cada parte del cerebro tiene una función determinada.1 2 3

Atribuciones erróneas

El mito ha sido erróneamente atribuido a numerosas personas, entre ellas a Albert Einstein:
Es probable que el mito del 10% haya surgido de una mala comprensión o interpretación de las investigaciones neurológicas llevadas a cabo a finales del siglo XIX y principios del XX, en las cuales los investigadores: descubrieron que sólo el 10% de las neuronas del cerebro están “encendidas” en un momento determinado; y
anunciaron que sólo habían registrado en mapas las funciones del 10% del cerebro en ese momento (los reportes difieren en este punto).


Otro posible origen del mito del 10% es que las neuronas solo componen el 10% (aproximadamente) de las células del cerebro; el resto son células gliales que, a pesar de estar implicadas en el aprendizaje, funcionan de manera distinta a las neuronas.

Albert Einstein ha sido señalado como la persona que originó el mito.

No hay una relación directa entre el rendimiento del cerebro y su nivel de activación; esta variable ha confundido a los científicos, ya que muchos individuos superdotados han demostrado tener una menor actividad cerebral que la media. Haier propone que los individuos superdotados poseen unos circuitos cerebrales más eficientes.

Dr. James W. Kalat, autor de libros de texto sobre Psicobiología, señala que los neurocientíficos en la década de 1930 conocían la existencia de un gran número de neuronas “locales” en el cerebro, pero sólo conocían aquellas células que eran más pequeñas. Una mala comprensión de la función de las neuronas locales quizá haya dado lugar al mito del 10% del cerebro.

Refutación

El neurocientífico Barry Beyerstein establece 7 tipos de pruebas que desmienten el mito:

- Estudios sobre el daño cerebral:
Si el 90% del cerebro no se utiliza, entonces cuando se lesionan ciertas áreas no debe afectar al rendimiento. En cambio, no hay ningún área del cerebro que pueda ser dañada sin que se pierda alguna habilidad. Incluso los daños en las áreas más pequeñas pueden conllevar consecuencias graves.

- Evolución:
 El cerebro necesita un enorme gasto energético en comparación con el resto del cuerpo, consume una gran cantidad de oxígeno y nutrientes. Si el 90% del mismo no fuese necesario los humanos con el cerebro más pequeño tendrían grandes ventajas para sobrevivir, ya que sus cerebros serían más eficientes. Así que el proceso de selección natural debería haber eliminado los cerebros ineficientes.

- Imágenes cerebrales:
Tecnologías como la tomografía por emisión de positrones (PET) y la imagen por resonancia magnética funcional (fMRI) permiten monitorizar la actividad cerebral de personas vivas. Estas técnicas han revelado que, incluso mientas dormimos, todas las partes del cerebro presentan algún nivel de actividad. Sólo cuando el cerebro sufre un daño grave tiene “silenciadas” algunas áreas.

- Localización de función:
En lugar de trabajar como una sola masa, el cerebro tiene regiones distintas para los diferentes tipos de procesamiento de la información. Varias décadas de investigación han permitido mapear las funciones de las áreas del cerebro, y no se han encontrado áreas que no tengan ninguna función.

- Análisis microestructural:
Mediante la técnica de grabación de unidades individuales (single-unit recording), los investigadores han insertado un electrodo diminuto en el cerebro para monitorizar la actividad de una sola célula. Si no se utilizan el 90% de las células, esta técnica lo debería haber demostrado.

- Estudios metabólicos:
Otra técnica científica implica estudiar la adopción de moléculas de 2-desoxi-D-glucosa etiquetadas radiactivamente en el cerebro. Si el 90 % del cerebro estuviera inactivo, entonces esas células inactivas deberían aparecer como áreas en blanco en una radiografía del cerebro. Una vez más, no hay tal resultado.

- Enfermedades neuronales:
Las células del cerebro que no se utilizan deberían degenerarse. Por lo tanto, si el 90% del cerebro permaneciera inactivo, las autopsias de cerebros adultos tendrían que revelar una degeneración a gran escala.

- Perpetuación:
El mito del 10% ha sido trasmitido involuntariamente por individuos que simplemente creían en él y deliberadamente por aquellos que podían obtener algún beneficio del mismo.


El mito del 10% del cerebro aparece con frecuencia en los anuncios.

Algunos partidarios de la nueva era y los fenómenos paranormales propagaron esta creencia para justificar los poderes psíquicos y afirmar que, mediante un entrenamiento apropiado, el 90% del cerebro humano "inutilizado" serviría para llevar a cabo la telequinesis y la percepción extrasensorial.1 6 Además de que los seres humanos utilizan la totalidad de su cerebro, no hay pruebas científicas que apoyen la existencia de poderes psíquicos.

 



Contacto y comentarios
Puedes comentar este texto aquí: Comentarios
También puedes contactar con el administrador en este enlace: Contacto


Síguenos